Páginas vistas en total

sábado, 16 de mayo de 2009

Mi pasión por el baile



En compañía de Sandra - Centro Lido 16.5.09 - Foto: JMV

Para nadie es secreto la pasión que siento por el baile y también por la bailoterapia, que son dos cosas totalmente distintas, aunque usted, no lo crea, actividad a la que he dedicado varios años, incluyendo un curso de Instructores en el que con el creador de esta disciplina, Pedro Moreno y su excelente equipo, puede aprender técnicas básicas que me permiten sin temor alguno, entrener a grupos y también para disfrutar al máximo cualquier encuentro.

Recuerdo mis inicios en el Parque del Este, cuando Francis Terán, Ministra del Deporte puso a Venezuela en Movimiento con el propósito de activar a la gente y todo el mundo salió a los parques, avenidas y espacios públicos para practicar Tai chi, tae box y bailoterapia.

A partir de ese momento, he disfrutado de esta disciplina en espacios como Plaza Las Américas, CCCT, Galería Los Naranjos, CC El Valle, Avenida Francisco de Miranda, Paracotos y ahora en el Centro Lido...

esta historia continuará

martes, 12 de mayo de 2009

Rescatando mi memoria histórica



Asamblea Nacional

Recientemente me deleité con un programa en el que las Plazas y otros espacios de mi bella Caracas, eran los protagonistas. De inmediato comencé a buscar en mi memoria, esos lugares que forman parte de mi cotidianidad y sin embargo, no les he dado el verdadero valor, lo que significa que los tengo en mi mente pero no mi libro virtual, este que escribo cada vez que tengo deseos de darle rienda suelta a la periodista que ha vivido dentro de mí, desde tiempos sin comienzo.

Así que me he propuesto captar con el lente de mi cámara, cada lugar lleno de recuerdos y de historia de mi país, de mi comunidad, de mi vida.

sábado, 9 de mayo de 2009

El valor de las pequeñas cosas. Mis reflexiones por los días especiales.
















Definitivamente a veces la vida nos pone en el camino a personas, situaciones y eventos que son los verdaderos maestros que requerimos para continuar nuestro aprendizaje.

Hace dos meses conocí a una persona procedente de la hermana y bella isla de Cuba.

Nuestras conversaciones son cada vez más maravillosas lecciones que me nutren en muchos aspectos. Hoy por ejemplo me transmitía el valor de los obsequios, que no tiene que ver con el costo de los mismos.

En mi familia nos hemos acostumbrado a obsequiarnos algunos detalles por esos días especiales como lo son el de las madres, el de los padres, los cumpleaños, navidades, el de la amistad o del amor, en fin, siempre buscamos una excusa para celebrar u obsequiar.

Hace pocas horas estuve comprando algunas cositas para festejar el Día de las Madres, y cuando fui a cancelar, una señora que estaba en la cola de la caja, me dijo que ahora Venezuela es otra, que ella sólo le regala a su mamá. Adicionalmente creo que el valor de los obsequios radica más que en su costo, al hecho de salir a la vida a ver algún detalle que se parezca a esa persona especial, comprar el papel adecuado y escribir una tarjeta o diseñarla nosotros mismos, redactar el mensaje que queremos dar, eso para mí tiene más valor, motivo por el cual guardo muchas tarjetas de regalos recibidos desde hace muchos años.


Bueno, yo pienso que Venezuela, en verdad es otra, el mundo es otro, cada día, cada mes, cada año, es otro, y cada uno trae regalos únicos, como por ejemplo los mensajes que recibimos a diario, la gente que llega a nuestra vida para dejar su huella indeleble en nuestros corazones, y ojo, no he dicho que sea gente que nos quiere, porque a veces esa gente nos hace la vida "de cuadritos" pero ellos también vienen a contribuir con su enseñanza para que seamos cada día mejores, o para que reaccionemos ante determinadas circunstancias que se repiten una y otra vez en nuestra vida, sólo para que despertemos.

Estoy convencida que esos regalitos que compré pensando en mi madre, en mis hermanas y en mis amigas, no les hacen falta, pero yo quiero compartir con ellas un día diferente y agradecer de algún modo sus destellos de amor, solidaridad y amistad para conmigo.

Y a esa persona que comparte sus reflexiones y sus vivencias de una revolución muy distintas a las que estamos forjando en Venezuela, con gente, cultura, sociedad y muchas cosas completamente diferente a la realidad de Cuba, le agradezco su paso por mi vida porque me permite darle el valor que se merecen las pequeñas cosas.

domingo, 3 de mayo de 2009

1° de Mayo en Paracotos - 2009





Considerando que el 1° de Mayo se celebra una fecha de gran impotancia para los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo, y como la mayor parte de nuestro tiempo la pasamos en nuestras actividades laborales, era justo y definitivamente necesario, disfrutar de un rato de esparcimiento en compañía de nuestros seres queridos, es por eso que este día me dí una escapadita a la zona a Tácata, Km. 3, estado Miranda, al Club Campestre Paracotos, en compañía de Nelida y Lisden, Karen, Gustavo Adolfo, Jhonatan, Gustavo y Miguel, o sea, mis hermanas, sobrinos y cuñados.

Aprovechamos que el astro rey desplegó sus rayos para que nuestra piel retomara su color original, el cual estaba algo opacado (al menos el mío) por la falta de esta medicina natural, la cual hay que administrarla con mucha precaución.

Un bañito en piscina, la consabida movida del esqueleto haciendo aerobicos y bailoterapia, aderezada con unos cuantos brincos jugando volleybol y una siestecita muy rica, formaron parte de la jornada del día, que finalizó felizmente con la visita a nuestros padres que prefirieron quedarse en casa, huyendo de la algarabía de estos espacios de encuentros deportivos y familiares.