Páginas vistas en total

martes, 30 de diciembre de 2008

Estatua del Che Guevara - homenaje a los 80 años de su nacimiento



Más de 40 años después de su muerte, Ernesto Guevara, el “Che”, se ha convertido en “profeta en su tierra” y hoy 25 de diciembre de 2008 en la ciudad argentina de Rosario en un corto pero fructífero viaje, pude sentir en mis manos la gigantesca estatua realizada con motivo de la conmemoración del 80 aniversario del nacimiento del guerrillero.

En Rosario, linda ciudad donde nació el “Che” hoy transformado en un mito para los jóvenes izquierdistas latinoamericanos y en uno de los más importantes iconos publicitarios del siglo XX viví hermosos momentos que guardaré siempre en mi memoria, agradecida por demás por las atenciones que recibí de parte de Alejandra sobrina querida de ese amigo que el destino puso en mi camino para seguir fortaleciendo mi tesis que en la unión está la fuerza.

Quiero compartir con ustedes a un “Che” monumental de bronce con la mirada perdida en el horizonte, tal como lo retrató el fotógrafo cubano Korda en 1960.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Argentina....del 21 al 28 de diciembre de 2008 ¡Excelente!




La Fuente de Las Nereidas, obra de la escultora argentina Lola Mora, se encuentra en uno de los principales paseos de la Costanera Sur de la Ciudad autónoma de Buenos Aires, en el centro de la rotonda justo frente a la Reserva Ecológica. Esta escultura fue la que le dio gran renombre y por la que fuera conocida. La fuente –realizada en mármol de Carrara, granito, piedra basáltica y piedra bituminosa, representa el nacimiento de la diosa Venus.

Dentro de una gran concha marina, tres briosos caballos alados son sujetos por tres tritones. En el centro, sobre un basamento de piedra, las dos nereidas que dan nombre a la obra sostienen otra concha, de la que surge triunfal Venus, diosa latina del amor y la belleza. Su composición piramidal y perfecta simetría le dan equilibrio, sus múltiples líneas curvas le aportan sensualidad, y el movimiento en espiral del cuerpo de las sirenas nos hace rodear la obra para apreciarla en su conjunto, buscando un frente que no tiene. La obra está encerrada entre vidrios irrompibles para evitar los destrozos y pintadas.